9 jul. 2009

HONRAR AL PADRE

























En la borrosa imagen de tu abrigo negro
que de manos blancas
derramó el vástago que superó la muerte;
también hay espacio para el hijo adulto.

Al recorrer el panteón con solo nueve años
lo sabía.

Tus ojos fríos tan de niño
son los mismos del sarcófago
y de la foto en la pared.

Abuelo padre nuestro y su desprecio
No llora por el hijo muerto.

Abuelo padre nuestro dice:
hijo mío.

Y acaricia esa frente fría.

Niño hijo nieto sin llorar
camina tras tus pasos, mudo
sin llorar
porque los hombres no lloran
y cuidan la familia.

Hijo
más viejo y más lejos que su padre,
más que padre abuelo
llora por los tres ya viejo
Y dice:

Padre mío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario